Cirujano Plástico César Fernández.  Consulte con un excelente cirujano plástico.
311 xxxxxxxx
Calle xxxxxx
Floridablanca, Santander 681003
PREGUNTE
>

Evaluación clínica

Debido a la gran proximidad de los tendones flexores a la superficie de la piel en la mayor parte de su longitud, la necesidad de La exploración de la superficie palmar / flexora de la mano, muñeca y antebrazo para determinar si ha habido una lesión en el sistema flexor surge en casi todas las circunstancias en que esta superficie de la parte distal del miembro superior ha sido cortada completamente el grosor de la piel en un grado significativo

Los dedos, y ocasionalmente el pulgar, que se encuentran en una posición de extensión relativa a los otros dígitos o a la posición normal de la mano en xor división (es) del tendón obvio. Cuando el dolor no impide el movimiento activo del paciente o la tensodesis pasiva de la muñeca y las pruebas de compresión del antebrazo, estos medios también pueden usarse para ayudar a confirmar la división del tendón. Sin embargo, debe haber un alto índice de sospecha  , incluso en ausencia de hallazgos clínicos positivos, cuando la piel ha sido rota sobre los tendones flexores

Perlas clínicas: lesión del tendón flexor abierto sospechoso si: Cualquier piel de espesor total brecha sobre la superficie flexora del dedo Dedos del dedo extendidos en relación con la cascada normal Prueba de tenodesis de muñeca positiva Prueba positiva de compresión del antebrazo Rotura cerrada de los tendones flexores en una mano sana y antebrazo, sin lesión previa, es inusual y en gran parte confinado al desprendimiento de los tendones flexores profundos del anillo y pequeños dedos desde sus inserciones en la falange distal. Una historia de extensión forzada repentina del dedo mientras los tendones flexores están activos, como ocurre en el incidente típico de rugby jersey, que es la causa más común de esta lesión, y las pruebas clínicas para la función profunda en el dedo involucrado harán que esto diagnóstico. Aunque los estudios radiológicos, en particular los ultrasonidos, se han usado y recomendado en el diagnóstico del desprendimiento del tendón profundo y la ruptura de las reparaciones del tendón flexor  , estos se utilizan poco en el diagnóstico primario de la (s) división (es) del tendón flexor abierto. El diagnóstico permanece, principalmente, clínico

Anatomía quirúrgica Es esencial tanto para la evaluación como para el tratamiento de los tendones flexores comprender su anatomía y la del sistema de poleas de las vainas tendinosas (Doyle y Blythe, 1975; Idler, 1985) (Fig. 3.1) [12, 13]. También es necesario comprender la clasificación de los tendones flexores digitales en las zonas descritas por Verdan y Michon en 1961, y luego modificadas por Kleinert y Weiland (1976), ya que este es la base de la discusión de los tratamientos actuales (Fig. 3.2) [14, 15]. La zona 1 es la parte del tendón flexor de los dedos profundo entre su inserción en la falange distal y el borde distal de la inserción del tendón FDS en la falange media. La zona 2 es la parte del contenido de la cubierta del flexor desde el borde distal de la inserción FDS hasta el borde proximal de la polea Al. La Zona 3 es esa parte entre el borde proximal de la polea Al y el borde distal del túnel carpiano y la Zona 4 es la parte dentro del túnel carpiano. La zona 5 es la parte proximal al túnel carpiano. En el pulgar, las zonas están menos específicamente definidas. La Zona 1 es la parte del tendón del FPL desde su inserción hasta el borde proximal de la polea A2 y la Zona 2 es la parte entre el borde proximal de la polea A2 y el borde proximal de la polea A1. La Zona 3 es aquella parte en la que el tendón pasa por la eminencia tenar. Las zonas proximales (4-6) corresponden a las de los dedos