Cirujano Plástico César Fernández.  Consulte con un excelente cirujano plástico.
311 xxxxxxxx
Calle xxxxxx
Floridablanca, Santander 681003
PREGUNTE
>
El sistema de la polea flexora
(Imagen cortesía del Sr. N Nirinjan FRCS, Cirujano Plástico Consultor) Fig. 3.2 La clasificación modificada del tendón flexor Verdan (Imagen cortesía de Mr N Nirinjan FRCS, Cirujano Plástico Consultor) Más recientemente, Tang ha dividido la zona 2 en cuatro subzonas (Fig. 3.3) [16]: la zona 2A es la inserción de el tendón FDS en la falange media, la zona 2B incluye las partes de los tendones entre el borde proximal de la inserción FDS y el borde distal de la polea A2, la zona 2C incluye las partes de los tendones debajo de la polea A2 y la zona 2D aquellas partes proximales a la polea A2 pero aún dentro de la vaina flexora. El autor y sus colegas también han subdividido las lesiones de la zona 1 en tres subdivisiones (figura 3.3) [17]. La zona 1A es la parte del tendón profundo adyacente a su inserción, en la cual es imposible insertar la mitad distal de una sutura de Kessler, lo que requiere volver a unir el tendón al hueso de la falange distal. La zona IB es la parte del tendón profundo entre la zona lA y el borde distal de la polea A4, mientras que la zona 1 C es la parte de la zona 1 que se encuentra debajo o próxima a la polea A4. Estas subdivisiones de las zonas 1 y 2 tienen implicaciones clínicas y representan intentos de analizar estas lesiones importantes de forma más útil y con mayor detalle de lo que ha sido posible con la clasificación original de Verdan. Otra adición útil al sistema de zonificación sería subdividir la zona 5 en (a) lesiones distales tendinosas y (b) aquellas dentro de los músculos barrigas, ya que es más fácil sentirse feliz con la movilización temprana de las primeras que las reparaciones en realidad dentro de los músculos flexores, a menos que sea posible encontrar las continuas intramusculares de los tendones para asegurar una sutura fuerte.



  Momento de la reparación La reparación primaria de los tendones flexores debe realizarse lo más pronto posible después de la lesión. Sin embargo, hay un cuerpo de evidencia para demostrar que la demora de 24-72 h no es seguida por peores resultados y es probable que la reparación primaria retrasada por un cirujano experimentado logre un mejor resultado que la cirugía inmediata por un cirujano inexperto . La transferencia de pacientes a unidades especializadas y la demora para investigar y tratar problemas más acuciantes es una práctica aceptable. Aunque el tratamiento primario es necesario dentro de las 72 h, esta cirugía no necesita considerarse una emergencia o tratarse como tal

Técnica de reparación (ver apéndice) La cirugía del tendón flexor primario debe realizarse bajo torniquete y anestesia general o de brazo completo En raras ocasiones se debe intentar con anestesia local o de bloqueo de anillo, ya que la cirugía es a menudo más prolongada de lo previsto y es posible que haya que manipular o recuperar los tendones en más zonas proximales que en las que se lesionaron. Más recientemente, se ha introducido la práctica de la cirugía de flexo ampliamente abierta o el uso de anestésico local con inyección de adrenalina en la mano para evitar la necesidad de un torniquete y permitir al paciente evaluar la eficacia de la cirugía mediante movilización activa. de los tendones flexores en la solicitud quirúrgica sobre la mesa. Esto ha seguido al creciente reclamo de que el uso de anestesia local con adrenalina es completamente seguro. El autor no tiene experiencia en cirugía de amplio despertar